miércoles, 29 de mayo de 2013

ANALISIS "MAS INFORMACIÓN, MENOS CONOCIMIENTO" De Mario Vargas Llosa

El presente artículo empieza evocando a Nicholas Carr, Literato de la Dartmouth College de la Universidad de Harvard, quien descubre que había dejado de ser un buen lector, pues su concentración se disipaba cuando empezaba a leer un libro, más aun si era complejo y demandaba mucha atención y reflexión, experimentaba que en su mente nacía un rechazo a continuar con el empeño intelectual de la lectura. Por lo que tomó la decisión, de abandonar junto a su familia, las instalaciones de Boston y vivir en una cabaña de las montañas de Colorado, donde no había telefonía móvil e Internet. Luego de dos años, escribe el libro “The Shallows: What the Internet is Doing to Our Brains”, traducido al español, “Superficiales: ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes?”.


Mario Vargas Llosa quedó admirado con el libro de Carr, donde este último reconocía la extraordinaria aportación de las megaempresas informáticas como Google, Twitter, Facebook o Skype, las cuales ofrecen servicios de información y comunicación, ahorrando tiempo y facilitando a una inmensa cantidad de seres humanos el acceso a las mismas.

Vargas Llosa indica que: ¿quién podría negar que la informática es un avance casi milagroso que, haciendo un pequeño clic con el ratón, un internauta recabe una información que hace pocos años le exigía semanas o meses de consultas en bibliotecas y a especialistas?. Por otro lado plantea la siguiente pregunta: ¿Para qué mantener fresca y activa la memoria si toda ella está almacenada en algo que un programador de sistemas ha llamado "la mejor y más grande biblioteca del mundo"?.

Señala que los alumnos están acostumbrados a “picotear” información en sus computadoras, sin tener necesidad de hacer prolongados esfuerzos de concentración, lo que ha permitido perder el hábito de hacerlo, y han sido condicionados para contentarse con ese resplandor cognitivo a que los acostumbra la Red.

Finalmente Vargas Llosa cita a Van Nimwegen, quien dedujo luego de algunos experimentos: que confiar a los ordenadores la solución de todos los problemas cognitivos reduce "la capacidad de nuestros cerebros para construir estructuras estables de conocimientos". Lo que le impulsa a llegar a la siguiente conclusión: “…la robotización de una humanidad organizada en función de la "inteligencia artificial" es imparable".

CUESTIONARIO

1.     ¿Es cierto que existe una distorsión en la capacidad de análisis del lector que está atado a la información reverberante del internet?

En el caso de un supuesto de una Persona internauta usuaria de Internet necesita por circunstancias del destino, analizar una lectura impresionante q encuentra en las redes digitales, esto es solo un supuesto, y de acuerdo al mismo puedo llegar a una pequeña conclusión, que la capacidad de análisis de una persona está ligada directamente a su capacidad de interiorizar y comprender una lectura, lo que generalmente no se puede realizar.

El internet no es un medio para analizar una lectura, pero en algo estoy de acuerdo con el Doctor Mario Vargas Llosa, que el internet te facilita tanto la información que uno no tiene la necesidad de hacer prolongados esfuerzos de concentración y ello conlleva a perder el hábito y hasta la facultad de hacerlo.

2.     De ser positiva su respuesta, ¿cómo se produce ésta?

La lectura es una actividad compleja del cerebro, siempre se nos ha enseñado que debemos desarrollar los niveles de lectura como el entender, comprender, analizar e interiorizar la información, lo que obviamos pues la misma es abundante y solo utilizamos lo necesario para cumplir con nuestros deberes, por lo que muchas veces confiamos a los ordenadores la solución de todos los problemas cognitivos, reduciendo la capacidad de nuestros cerebros para construir estructuras estables de conocimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada